Anorgasmia femenina, o falta de orgasmo femenino

 

La anorgasmia femenina, o el orgasmo femenino inhibido, es la ausencia o demora persistente o recurrente del orgasmo después de una fase normal de excitación sexual

Es decir, que la mujer siente el deseo sexual, pero no consigue llegar al pico intenso de placer que se consigue con el orgasmo.

 

¿Por qué ocurre esto?

En la anorgasmia femenina, pueden existir múltiples causas.

Educación sexual: Por un lado, influye de forma notable la educación sexual que haya recibido la persona.

Existe la idea errónea de que la mujer tiene que llegar siempre al orgasmo mediante la penetración.

En realidad, es que lo más frecuente es que lo haga mediante la estimulación manual u oral del clítoris.

Por lo tanto, una inadecuada estimulación de esta área puede ser una de las causas de esta problemática.

En la falta de orgasmo femenino (anorgasmia femenina) también existen otros dos factores que explican y mantienen el problema.

Fenómeno de autoobservación: hacia el propio comportamiento o una autoobservación excesiva durante el acto sexual.

Me refiero a que la mujer está constantemente “escaneando” su nivel de excitación.

Se focaliza excesivamente en este aspecto, por tanto, descuida lo más importante: abandonarse a las sensaciones placenteras que siente durante la relación sexual.

Ansiedad de rendimiento: Es otro factor que mantiene la anorgasmia femenina. Ocurre cuando la mujer está excesivamente por procurar placer a su pareja, por satisfacer al otro/a, de rendir sexualmente,…, abandonando su propio placer.

Tratamiento de la anorgasmia femenina

 

Desde mi experiencia como sexólogo en Sevilla, en el tratamiento de la anorgasmia femenina, tendremos que abordar varios aspectos.

 

En general, la terapia sexual, va a ir encaminada a eliminar los factores que mantienen habitualmente dicha patología, y que he descrito anteriormente.

Habitualmente las causas que provocan la anorgasmia femenina son de origen psicológico. Es por ello, que somos los/as sexólogos/as los que solemos manejar estas disfunciones sexuales.

 

Algunas de las estrategias que utilizo para el tratamiento de la falta de orgasmo femenino son:

 

Reeducación sexual:

Prácticamente en todos los casos de anorgasmia femenina, tenemos que corregir las creencias erróneas y distorsionadas, que suelen existir acerca de la sexualidad, y de las relaciones sexuales.

Ejercicios graduales: El objetivo es que en un principio la mujer, a través de auto-estimulación, sea capaz de alcanzar el orgasmo en solitario.

Posteriormente, en pareja, realizarán ejercicios con el objetivo de alcanzar el orgasmo a través de diferentes prácticas sexuales (estimulación manual, oral, penetración; etc).

Todo esto se hace de forma gradual. La paciente debe sentirse cómoda, e ir percibiendo cómo y dónde percibe mayor placer, para incrementar la excitación y conseguir el orgasmo.

 

Fantasías sexuales: En muchas ocasiones, las pacientes se ven beneficiadas del entrenamiento en fantasías sexuales, mientras que están haciendo ejercicios de autoestimulación. También, cuando están teniendo relaciones sexuales con su pareja.

 

Terapia de pareja: En un importante número de casos, existen problemas de pareja que hay que abordar durante el tratamiento de la anorgasmia femenina.

A veces, estos problemas pueden ser previos a la aparición de la disfunción sexual. En otras, pueden ser consecuencia de la misma, o verse agravado por ésta.

 

En definitiva, la anorgasmia femenina, o falta de orgasmo en la mujer, tiene solución. Desde mi consulta de sexología en Sevilla, vamos a buscar la causa del problema y juntos le pondremos solución.

 

 

Fdo. Joaquín Ferrera

Psicólogo-Sexólogo