Disfunción eréctil

disfunción eréctil

¿ Qué es la disfunción eréctil ?

La disfunción eréctil o impotencia, se define como la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección adecuada, que permita una relación sexual satisfactoria.

Para que se hable de disfunción eréctil, la dificultad o incapacidad para mantener una erección adecuada, debe darse al menos durante tres meses.

En principio, a lo largo de su vida, cualquier hombre puede presentar problemas de erección, sobre todo en épocas de mayor cansancio, estrés, enfermedad, etc. Esto no significa que vaya a padecer esta disfunción sexual.

En definitiva, se trata de una disfunción sexual bastante común en nuestra sociedad. Suele estar más presente en ancianos o adultos, aunque cada vez nos encontramos pacientes mas jóvenes. Esto es, los problemas de disfunción eréctil pueden aparecer a cualquier edad.

Síntomas

Como ya hemos mencionado anteriormente, el síntoma principal de la disfunción eréctil es la dificultad para mantener una erección adecuada o al menos lo suficiente como para tener una relación sexual normalizada. En muchas ocasiones, se logra la erección, al menos parcialmente, y cuando se va a realizar la penetración, el pene pierde su rigidez y no puede culminarse esa relación sexual.

Esta dificultad mantenida durante cierto tiempo, provoca otra serie de síntomas en el hombre como: sentimientos de culpa, vergüenza, baja la autoestima, etc. Asimismo, también repercute negativamente en su pareja -si la tiene-. Suelen sentir cierta incomprensión, tristeza, desinterés por las relaciones sexuales, bajo deseo sexual, etc.

Causas de la disfunción eréctil

Las causas de la disfunción eréctil en adultos pueden ser varias. Por eso, en la primera consulta es importante hacer una buena historia clínica. En ese sentido, hay que tener en cuenta aspectos como: enfermedades físicas (diabetes, hipertensión,…),

cirugías previas, toma de medicamentos, trastornos psicológicos, etc.

En general, podemos decir que los problemas de disfunción eréctil pueden explicarse por varias causas:

– Causas físicas o de carácter médico:

Problemas vasculares/circulatorios, estructurales (enfermedad de La Peyronie), problemas neurológicos (Parkinson, esclerosis múltiple,…), patologías hormonales (tumores, enfermedad de Cushing, …) y medicamentos (betabloqueantes, antidepresivos tricíclicos,..).

Todas estas causas pueden influir en la erección, por tanto hay que tenerlas muy presentes en el momento de la evaluación, y el tratamiento de la disfunción eréctil.

– Causas psicológicas

Existe un alto porcentaje de hombres que padecen esta disfunción, y tiene su origen en una causa psicológica, sobre todo, en pacientes hasta los 40 años de edad.

En hombres de estas edades, las causas psicológicas de la disfunción eréctil suelen ser más comunes que en los hombres mayores. Podemos destacar: ansiedad de desempeño o rendimiento, temor al fracaso (no tener una erección), baja autoestima, depresión, culpa, problemas de pareja y estrés laboral.

– Causas mixtas

En muchas ocasiones, en consulta me encuentro con pacientes que presentan una mezcla de causas físicas, como psicológicas. Es cuando hablamos de causas mixtas.

Soluciones

Lo primero que quiero destacar y dejar claro es que actualmente la disfunción eréctil tiene cura. Desde hace años, la comunidad científica ha ido investigando el mejor tratamiento para la disfunción eréctil. Hoy en día, tenemos una gran cantidad de recursos terapéuticos para instaurar el tratamiento más adecuado.

Pida cita ahora contactando con nosotros

La disfunción eréctil tiene cura

Como hemos dicho anteriormente, las causas y soluciones de la disfunción eréctil van de la mano. Por ejemplo, si la causa de que no haya una erección adecuada es un patología hormonal, habrá que tratar esto médicamente para que desaparezca dicha causa, y por tanto el problema. Por otro lado, el tratamiento farmacológico de elección actualmente en pacientes con disfunción eréctil, sobre todo en mayores de 50 años, son los conocidos inhibidores de la enzima PDE5 (Cialis®, Levitra® o Viagra® ).

Su efectividad está muy demostrada, aunque hay que valorar el estado de salud del paciente antes de que la tome. Tiene que ser prescrita por personal médico, que deberá valorar si existe alguna condición médica que desaconseje su uso (cardiopatía severa, diabetes sin controlar, etc.). Si por el contrario la causa es psicológica, tendremos que seguir una terapia sexual con un profesional de la sexología. Incluso si las dificultades de erección tienen una causa física, la terapia sexual suele ser necesaria si queremos que la disfunción eréctil tenga una verdadera cura.

Tratamientos para la disfunción eréctil

Para tratar la disfunción eréctil, durante la terapia sexual, os mostraré como se pueden aplicar técnicas de relajación, cuando la ansiedad es la nota predominante. Si el hombre tiene pareja, es importante su implicación tanto en la terapia como en los ejercicios que se les manda para casa. Solemos usar frecuentemente técnicas como la focalización sensorial. Mediante esta técnica, el paciente y su pareja intercambia caricias en forma alterna por todo el cuerpo.

Objetivo del tratamiento

El objetivo es que el paciente logre estar en un primer momento, en una situación erótica y sexual sin ansiedad, para progresivamente ir consolidando esa erección en diferentes situaciones sexuales. Finalmente, podrá mantener una erección óptima como para tener una relación coital satisfactoria. Desde mi consulta de Psicología y Sexología Integral de Sevilla, os invito a pedir ayuda, y a ofreceros soluciones para tu problema de disfunción eréctil. Aunque depende de cada caso, la solución a tu problema no te va a llevar mucho tiempo. Debido a aspectos culturales y educativos, el hombre suele tardar en solicitar ayuda profesional.

Ambiente distendido, confidencialidad y respeto….

Hoy en día, no debéis preocuparos por este aspecto, ya que en la consulta se os ofrece un ambiente distendido, confidencial y de respeto. Además, también puedes elegir la terapia sexual en su modalidad online (mail, teléfono o videoconferencia). Vuelve a confiar en tí, a recuperar tus erecciones y a disfrutar de tu sexualidad. Hoy en día la disfunción eréctil es curable.