DEPENDENCIA EMOCIONAL DE LA PAREJA

La dependencia emocional de la pareja, suele ser un aspecto frecuente que actualmente tratamos los profesionales de la psicología.

Puede existir dependencia emocional ante cualquier cosa, aunque habitualmente acuden a consulta, personas que dicen tener dependencia emocional de la pareja.

En mi consulta de psicología en Sevilla, suelo encontrarme con chicas o chicos, que llegan a depender casi totalmente de su pareja. Esto es, no saben hacer nada, ni decidir, ni ser nadie,…si no es con su pareja.

Evidentemente, esta dependencia emocional de la pareja, causa problemas en la propia relación. Sobre todo, termina ocasionando un menoscabo psicológico en la persona dependiente emocionalmente.

Una de las causas más frecuentes de esta dependencia emocional de la pareja, es la presencia de una baja autoestima, en la persona dependiente. Así, ésta, necesita constantemente que la quieran, protejan y tutoricen en todo lo que siente o hace para sentirse bien. De lo contrario, se sentirá vacío/a y desvalido/a.

Esta excesiva dependencia emocional de la pareja, es un problema serio cuando la relación de pareja no va bien, y se quiere abandonar. La persona dependiente emocionalmente, es incapaz de dejar esa relación, por el vacío existencial que le va a generar sentirse sin el otro miembro de la pareja.

Para intentar superar esta dependencia emocional, te ofrezco una serie de consejos:

 

Ten autonomía

Existe la idea, de que una buena relación de pareja implica hacerlo todo juntos, o estar el máximo tiempo en compañía.

Esto no es del todo así. Cuando una relación de pareja va bien, es porque aunque tengan objetivos y un proyecto de vida en común, existe cierta autonomía en cada uno de los miembros de la pareja.

Cuando existe una situación de dependencia emocional de la pareja, la persona dependiente, necesita sentir que la otra persona está siempre ahí. De lo contrario, se sentirá vacía y poco útil.

En este sentido, es positivo potenciar nuestra autonomía. Es totalmente compatible, tener una buena relación de pareja con disponer de nuestro ratito a sólas (para tomar café, ver una película, quedar con un/a amigo/a; etc).

 

Continúa con tus amistades

La dependencia emocional de la pareja también puede estar causada por una cuestión de celos.

Por ejemplo, una chica puede terminar agobiando a su pareja, no dejándolo que se relacione con nadie, por pura inseguridad propia (o al contrario).

En este contexto, es importante tener en cuenta, que en una relación de pareja cada uno tiene que tener su propio espacio. Es necesario fomentar la intimidad, y hacer planes con los amigos/as.

Motivación externa

En personas dependientes emocionalmente, es importante adquirir hábitos y diseñar actividades, fuera de la pareja.

A veces, es tan sencillo como realizar ejercicio físico, comenzar a leer un libro, quedar para tomar un café; etc. Con ello, no estás traicionando a tu pareja, sino que estás oxigenando tu relación.

Tomas tus propias decisiones

Uno de los mayores problemas de una persona dependiente, es que siempre espera la aprobación del otro miembro de la pareja, ante cualquier decisión.

Esto supone una traba si se quiere superar la dependencia emocional de la pareja. Tenemos que tomar nuestras propias decisiones, con independencia de lo que opine la otra persona.

En decisiones importantes, es importante contar con la decisión de la otra persona. Pero eso no significa que sistemáticamente necesitemos la aprobación del/la otro/a para tomarla.

Ayuda profesional

Si crees estar en una situación de dependencia emocional de la pareja, y no logras ser tú mismo/a, es el momento de pedir ayuda profesional.

 

Como psicólogo en Sevilla, llevo años atendiendo este tipo de situaciones. Es un aspecto que hay que abordar, si se quiere estar bien consigo mismo, y con tu pareja.

 

 

Fdo. Joaquín Ferrera

Psicólogo-Sexólogo

Coleg. AN 04717