Hace ya más de 20 años que comencé a trabajar como psicólogo en Sevilla. También, como especialista en terapia sexual y de pareja, tratando todo tipo de problemáticas relacionadas con la sexualidad y la pareja.

Por mi experiencia como psicólogo en Sevilla, lo indicado en la primera sesión es hacer una exhaustiva entrevista e historia clínica a la persona (y pareja, si es el caso).

La finalidad es valorar bien cuales son los factores que han precipitado, y sobre todo que en la actualidad están manteniendo el problema.

Ya en la primera consulta os asesoro de cuáles son las áreas problemáticas que sería interesantes tratar en primer lugar.

Por otro lado, se establecen cuáles serían los aspectos secundarios, y qué abordaríamos más adelante. Estas prioridades terapéuticas siempre son consensuadas con el/la paciente.

Desde el inicio, a veces, es posible hacer una estimación –aunque no exacta- del número de sesiones que puede ocupar la terapia psicológica o sexológica en cuestión.

La duración del tratamiento psicológico o sexológico, va a depender de varios factores tales como: cronificación del problema, motivación para la terapia, acudir a las sesiones programadas, cumplimiento de los “deberes para casa”; etc.

A lo largo del tratamiento os voy a ayudar a descubrir aquellas potencialidades que tenéis para salir de ese bache en el que os encontráis. Muchos pacientes, ya cuentan con recursos personales para afrontar sus propios miedos o problemas; lo que ocurre es que no saben manejarlos.

Por otro lado es cierto que, en ocasiones, tenemos que entrenaros en esas habilidades de las que carecéis, para poder solucionar vuestros problemas.

Desde que trabajo como psicólogo en Sevilla, puedo aseguraros que para “curar” un trastorno psicológico o sexual, es esencial seguir las pautas que se os indica.

Por otro lado, es determinante finalizar el proceso de terapia que se ha comenzado.

Os pongo un ejemplo: Vas al médico por una faringitis y te indica un tratamiento con antibióticos durante 7 días. Tras un par de días, notas mejoría y dejas de tomarlos. Días después, de nuevo, aparece el cuadro de faringitis debido a que no terminaste el tratamiento.

Este es un ejemplo típico de lo que ocurre con muchos pacientes que acuden a mi consulta de psicología y sexología en Sevilla. Tras un par de sesiones, creen estar mejor y abandonan la terapia.

Esta situación, puede provocar una cronificación de la patología en cuestión, y un alargamiento del tratamiento psicológico.

 

¿Cómo es el tratamiento en mi consulta de psicología en Sevilla?

Como he comentado anteriormente, la primera sesión la dedicamos a evaluar el problema, explicar el tratamiento, y si el/la paciente está de acuerdo, iniciamos el mismo.

En la primera sesión, suelo indicar a la persona que rellene unos autorregistros en casa. El objetivo es que tome conciencia de cómo piensa y siente, ante las situaciones cotidianas que se van sucediendo.

Con entrenamiento, logramos que esa persona comience a detectar pensamientos que le hacen sentir mal, y los modifique por otros que le generen bienestar psicológico.

La finalidad es que al sentirse mejor, la interacción con su entorno habitual es más positiva, y todo discurre de mejor manera.

Como psicólogo en Sevilla, uso varias estrategias terapéuticas dependiendo de la problemática en cuestión. Siempre se adapta a cada paciente en concreto, ya que cada cual tiene matices diferentes.

 

Otras herramientas terapéuticas que uso son:

Estos abordajes, y muchos otros, me han servido durante estos años para ayudar a un sinfín de pacientes (y a sus parejas) a superar sus crisis personales, y familiares.

Como psicólogo en Sevilla, animaros a pedir ayuda. Es el primer paso para solucionar cualquier conflicto o problema que tengáis.

En ocasiones, son muchos años los que transcurren hasta que solicitáis ayuda psicológica o sexológica. Os aconsejo que cuanto antes mejor, aunque siempre es buen momento para solucionar aquello que os frena, y que os impide ser felices.

 

Fdo. Joaquín Ferrera

Psicólogo-Sexólogo

Sevilla