Trastorno de excitación

trastorno de excitación en Sevilla

¿ Qué es el trastorno de excitación ?

El trastorno de excitación, es más típico en la mujer. Esta disfunción sexual, se caracteriza porque una vez iniciada la fase de excitación, con las características que la definen, (lubricación vaginal, aumento de la tasa cardiaca, etc.) esta no progresa.

En definitiva, en la mujer existe una incapacidad para mantener una excitación suficiente hasta que la relación sexual termine, o para que esta sea satisfactoria.

Síntomas

El síntoma principal del trastorno de excitación, es la incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una lubricación adecuada hasta finalizar la relación sexual.

Esta situación, se traduce en que las relaciones sexuales con penetración se vuelven molestas. Por tanto, si el problema de excitación se mantiene en el tiempo, el nivel de deseo sexual suele verse afectado, y posteriormente la relación de pareja también.

Causas ¿ Por qué no me excito ?

En la consulta de Psicología y Sexología Integral de Sevilla, siempre vamos a evaluar cuales son las causas del trastorno de excitación. Podemos encontrarnos dos tipos de causas: físicas y psicológicas.

Causas físicas: El personal médico, debe descartar cualquier patología médica que explique la dificultad en la excitación de la mujer. Enfermedades como la endometriosis, cistitis (infección en la vejiga), vaginitis (infección vaginal) pueden alterar la lubricación vaginal y dificultar la excitación.

Existen otras causas médicas o físicas tales como déficit de estrógenos (menopausia, ooforectomia, etc.) que pueden producir problemas de excitación.

Causas psicológicas: Frecuentemente nos encontramos con motivos psicológicos que están muy presentes en esta disfunción sexual.

La presencia de ansiedad, depresión, estrés, problemas en la relación de pareja,

miedo a la intimidad, falsas creencias acerca de la sexualidad,…, suelen ser causas en el trastorno de excitación.

Tratamiento ¿ Como logro la excitación ?.  Soluciones

El tratamiento del trastorno de excitación, va a depender de las causas que lo originen. Así, si la disfunción está causada por un motivo físico o médico, será el especialista médico quien administre el tratamiento adecuado para cada caso.

Por ejemplo, si la causa es una vaginitis, tendrá que administrar los medicamentos para su cura. Si existe un déficit de estrógenos, podrá implementar un tratamiento con estrógenos; etc.

Por nuestra experiencia en consulta, el tratamiento más efectivo es la terapia sexual. Durante la misma, abordaremos varios aspectos:

– Reeducación sexual: En casi todos los casos que vemos, detrás de este problema existe una educación sexual restrictiva y culpabilizadora. Es necesario, trabajar estas creencias que dificultan, e incluso suelen ser incompatibles, con la excitación sexual.

– Otros aspectos que vamos a abordar en la terapia sexual son la autoestima de la persona, el estado de ánimo, el miedo a fracasar, los pensamientos irracionales, etc. Suelen estar afectados en esta disfunción sexual.

– Práctica de ejercicios: Una de las partes más importantes de la terapia sexual, es la práctica de ejercicios en casa. La paciente, tanto en solitario como en pareja, se va a beneficiar de las técnicas que les mostraremos en consulta.

Dos técnicas que necesitarán practicar son: los ejercicios de Kegel y la focalización sensorial.

El tratamiento del trastorno de excitación no es complicado, ni suele ser muy largo. Depende de la motivación e implicación de la persona, y su pareja, con el cumplimiento de las sesiones, así como de la realización de las tareas indicadas para casa.

Vamos a potenciar tu nivel de excitación. Contacta ahora.