TRATAMIENTO DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL EN SEVILLA

 

Para hablar de tratamiento de la disfunción eréctil, nos tenemos que detener, y hacernos una idea de la importancia de esta disfunción sexual en nuestra sociedad actual.

El estudio EDEM (Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina), que se realizó en 2.476 varones españoles, de entre 25 y 70 años, encontró algún grado de disfunción eréctil en el 12,1%.

La prevalencia en España se estima entre 1.500.000 a 2.000.000 de varones. Tan solo el 16,5% de los varones consultan o siguen un tratamiento de la disfunción eréctil.

Esto nos da una idea de que son muchos hombres los que no siguen un tratamiento de la disfunción eréctil.

Como ya es conocido, el síntoma principal de la disfunción eréctil,  es la incapacidad para iniciar (o mantener) la rigidez suficiente del pene para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria

Esta dificultad en la erección, puede haber ocurrido desde siempre, o bien, aparecer tras un período con erecciones normalizadas.

El tratamiento, va a depender mucho de las causas que estén presentes en la disfunción eréctil. Habitualmente pueden ser causas físicas u orgánicas, psíquicas, o mixtas (combinación de las dos anteriores).

En mi consulta de sexología de Sevilla, tras una breve entrevista y valoración del problema, ya propongo un tratamiento de la disfunción eréctil.

Actualmente, existen varias opciones terapéuticas cuya eficacia está contrastada. Como sexólogo, suelo usar una combinación de las terapias más efectivas en el tratamiento de la disfunción eréctil:

 

1) Terapia sexual:

Prácticamente en todos los casos es necesaria, independientemente de que la causa del problema sea física o psíquica.

Durante la misma, se proponen para casa la práctica de una serie de ejercicios. El objetivo es facilitar la respuesta de erección, en un ambiente de relajación e ir dando pasos hasta conseguir una erección adecuada para tener una relación sexual satisfactoria.

Los ejercicios se realizan en solitario, y en pareja (si se tiene en ese momento).

 

2) Terapia farmacológica:

Actualmente, existen fármacos con una alta eficacia en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Si está indicado el tratamiento farmacológico, suelo combinarlo con la terapia sexual. Tiene un altísimo porcentaje de éxito terapéutico, dicha terapia combinada.

Por mi experiencia como experto en sexología, si se trata esta disfunción tan solo con fármacos, es probable que exista una recaída cuando se abandone la medicación.

Hay que tener en cuenta, que en esta disfunción sexual existe un componente de ansiedad importante.

Si no incluimos en el tratamiento de la disfunción eréctil, técnicas encaminadas a controlar dicha ansiedad, el abordaje será incompleto e inadecuado.

 

3) Terapia quirúrgica:

Para los casos que fracasan las terapias previas, también existe otra opción basada en la cirugía. Según el caso, puede usarse cirugía revascularizadora (arterial, venosa) o implante de prótesis de pene.

Profesionalmente, no utilizo este último abordaje. Habitualmente está indicado en casos puntuales, donde ya se han agotado las otras opciones de tratamiento de la disfunción eréctil.

 

Podemos concluir, que en la actualidad poseemos un tratamiento de la disfunción eréctil altamente efectivo.

Para conseguir el éxito terapéutico, es imprescindible que el paciente (y su pareja, si la tiene) estén motivados para seguir la terapia sexual. Esto implica, acudir a las sesiones programadas, realizar los ejercicios recomendados, etc.

 

 

Fdo. Joaquín Ferrera

Psicólogo-Sexólogo